Explorar la dinámica de la apropiación de los mayordomos

Explorar la dinámica de la apropiación de los mayordomos

Empresas como Bosch, Rolex y Patagonia, cada una a su manera, adoptaron un modelo de propiedad administrada. ¿Qué es la corresponsabilidad, cómo se organiza la toma de decisiones y la gobernanza y quién la utiliza?

¿Qué es la corresponsabilidad?

La propiedad dirigida, también conocida como propiedad impulsada por la misión o impulsada por el propósito, es un enfoque de la propiedad y la gobernanza corporativas que da prioridad a la misión de una empresa y a la sostenibilidad a largo plazo por encima de los beneficios a corto plazo. Por lo general, implica estructuras y prácticas que garantizan que el propósito de la empresa se preserve y avance alineando los intereses de las partes interesadas, incluidos los empleados, los clientes y la comunidad en general.

Compañías como Bosch, Patagonia y Rolex se citan a menudo como ejemplos de empresas dirigidas por administradores, aunque los mecanismos específicos pueden variar. He aquí un breve resumen de cómo funciona la propiedad de los administradores en estas empresas:

  • Bosch, multinacional alemana de ingeniería y electrónica, tiene una estructura de propiedad única conocida como Robert Bosch Stiftung. La fundación posee muchas de las acciones de la empresa y su objetivo es promover el bienestar social y de la sociedad. La propiedad de la fundación ayuda a asegurar que Bosch prioriza la estabilidad a largo plazo y el bienestar de sus empleados y comunidades sobre la maximización de beneficios a corto plazo.
  • Patagonia, empresa de ropa y equipamiento para actividades al aire libre, es conocida por su compromiso medioambiental y de responsabilidad social. Es una corporación B certificada que cumple altos estándares de rendimiento social y medioambiental. Su fundador, Yvon Chouinard, ha expresado a menudo su intención de construir una empresa que dé prioridad a la sostenibilidad y sirva a la misión de “Salvar nuestro planeta natal”. La estructura de propiedad y las prácticas de Patagonia están diseñadas para apoyar esta misión.
  • Rolex es un fabricante suizo de relojes de lujo con reputación de calidad y longevidad. A menudo se cita como ejemplo de empresa que mantiene un estricto control sobre sus productos y canales de distribución. Aunque la estructura de propiedad específica de Rolex puede no ser tan transparente como la de otras empresas, es conocida por su enfoque en la artesanía y la longevidad, en consonancia con la propiedad tutelada.

En todos estos casos, la apropiación por parte del administrador se manifiesta a través de un compromiso con el bienestar a largo plazo de la empresa, sus partes interesadas y su misión. Estas empresas dan prioridad a la responsabilidad medioambiental y social, a la calidad y a la sostenibilidad, a menudo a expensas de las ganancias financieras a corto plazo. Las empresas gestionadas de forma responsable suelen utilizar estructuras de propiedad, prácticas de gobernanza y políticas para mantener este enfoque en sus misiones principales.

¿Cómo se organiza la toma de decisiones en una empresa de propiedad compartida?

El proceso de toma de decisiones en las empresas de propiedad compartida suele organizarse para alinearse con la misión y los objetivos a largo plazo de la empresa, en lugar de centrarse únicamente en los beneficios financieros a corto plazo. He aquí algunos aspectos comunes de la toma de decisiones en este tipo de empresas:

  1. Enfoque centrado en la misión: Las empresas tuteladas dan prioridad a su misión y valores fundamentales. El propósito de la empresa guía la toma de decisiones, ya sea la sostenibilidad medioambiental, la responsabilidad social, la calidad u otro objetivo a largo plazo.
  2. Participación inclusiva de las partes interesadas: La implicación de las partes interesadas a menudo implica involucrar a un amplio abanico de partes interesadas, incluidos los empleados, los clientes, las comunidades locales y el medio ambiente. Estas empresas buscan la opinión de diversos grupos para tomar decisiones informadas.
  3. Orientación a largo plazo: Las empresas gestionadas de forma responsable hacen hincapié en la sostenibilidad a largo plazo por encima de los beneficios a corto plazo. Esto significa que las decisiones se toman teniendo en cuenta cómo repercutirán en la empresa y en las partes interesadas en el futuro, y no sólo en el próximo trimestre.
  4. Gobernanza transparente: La transparencia en la gobernanza es crucial. Las empresas de propiedad compartida pueden tener estructuras y políticas claras que garanticen la responsabilidad y la transparencia en la toma de decisiones. Esto podría incluir informes transparentes sobre métricas medioambientales y sociales.
  5. Liderazgo ético: El liderazgo en las empresas participadas suele estar impulsado por la ética y los valores, con líderes comprometidos con la misión de la empresa. El liderazgo ético ayuda a orientar las decisiones que se alinean con el propósito de la empresa.
  6. Implicación de los empleados: Muchas empresas dirigidas por delegados implican activamente a sus empleados en la toma de decisiones. Esto puede ir desde tener representantes de los empleados en el consejo de administración hasta solicitar su opinión sobre cuestiones esenciales.
  7. Equilibrar el beneficio y el propósito: Aunque el beneficio es esencial, las empresas de propiedad tutelada se esfuerzan por equilibrarlo con su misión más amplia y sus objetivos sociales o medioambientales. Las decisiones se toman para garantizar que el éxito financiero respalde el propósito de la empresa.
  8. Mitigación de riesgos: La toma de decisiones en las empresas participadas puede implicar una evaluación cuidadosa de los riesgos y oportunidades relacionados con la misión y los objetivos a largo plazo de la empresa. Esto incluye considerar los posibles riesgos sociales, medioambientales y de reputación.
  9. Estrategias adaptables: Las empresas dirigidas suelen ser adaptables en sus estrategias. Pueden cambiar de rumbo si es necesario para alinearse mejor con su misión y adaptarse a la evolución de las circunstancias.
  10. Medición del impacto: Estas empresas suelen contar con sistemas sólidos para medir e informar sobre su impacto en el medio ambiente, la sociedad y otros factores relevantes. La toma de decisiones se basa en el deseo de mejorar estas métricas de impacto.

En esencia, las empresas de propiedad tutelada estructuran sus procesos de toma de decisiones para garantizar que su misión y sus valores estén a la vanguardia de las opciones estratégicas. Tratan de equilibrar la rentabilidad con un compromiso de sostenibilidad a largo plazo, responsabilidad social y gestión medioambiental. Este enfoque es fundamentalmente diferente del enfoque de maximización de beneficios de las empresas más tradicionales.

¿Cómo se organiza la gobernanza en este tipo de organizaciones?

La gobernanza en las organizaciones de propiedad compartida suele estructurarse para reflejar su compromiso con su misión, la sostenibilidad a largo plazo y el bienestar de las partes interesadas. He aquí algunos elementos comunes de la gobernanza en este tipo de organizaciones:

  1. Gobernanza orientada a la misión: Las empresas tuteladas dan prioridad a su misión y valores fundamentales en sus estructuras de gobierno. El propósito de la empresa, ya sea la sostenibilidad medioambiental, la responsabilidad social, la calidad u otro objetivo a largo plazo, sirve como principio rector de las decisiones de gobernanza.

  2. Consejo de administración: Las empresas gestionadas de forma responsable suelen tener consejos de administración alineados con la misión y los valores de la organización. Estos consejos pueden incluir a diversas partes interesadas, como empleados, clientes o representantes de la comunidad en general, para garantizar el cumplimiento de la misión de la empresa.

  3. Transparencia y rendición de cuentas: La transparencia es fundamental en la gobernanza. Las empresas participadas suelen mantener procesos y estructuras de gobernanza claros y transparentes. Esto incluye la presentación de informes abiertos sobre métricas financieras y no financieras, como el impacto social y medioambiental.

  4. Liderazgo ético: El liderazgo en las empresas de propiedad compartida se basa en la ética y los valores que apoyan la misión. El liderazgo ético garantiza que las decisiones de gobierno se alineen con el propósito más amplio de la empresa.

  5. Participación de las partes interesadas: Las estructuras de gobernanza pueden implicar la participación activa de diversas partes interesadas, incluidos los empleados, los clientes, las comunidades locales y las organizaciones medioambientales. Sus aportaciones se tienen en cuenta en los procesos de toma de decisiones.

  6. Enfoque a largo plazo: La gobernanza en las empresas tuteladas está orientada al largo plazo. Las decisiones se toman teniendo en cuenta su impacto en la empresa y en las partes interesadas durante un periodo prolongado y no sólo durante el siguiente trimestre o ejercicio fiscal.

  7. Gestión de riesgos: La gobernanza se centra a menudo en la evaluación y la gestión de los riesgos, sobre todo en lo que respecta a la misión y los objetivos a largo plazo de la empresa. Esto implica considerar los posibles riesgos sociales, medioambientales y de reputación.

  8. Estrategias adaptables: Las empresas participadas suelen ser adaptables en sus estrategias y estructuras de gobierno. Pueden cambiar de rumbo si es necesario para alinearse mejor con su misión y adaptarse a la evolución de las circunstancias.

  9. Medición del impacto: La gobernanza suele englobar sistemas para medir e informar sobre el impacto de la empresa en el medio ambiente, la sociedad y otros factores relevantes. Estos datos informan la toma de decisiones y ayudan a mejorar el rendimiento de la empresa en estas áreas.

  10. Equilibrar el beneficio y el propósito: Las decisiones de gobernanza pretenden equilibrar el éxito financiero y cumplir la misión más amplia de la empresa. La rentabilidad se considera como un apoyo al propósito de la organización y no como el único objetivo.

  11. Estructura jurídica: Algunas empresas tuteladas utilizan estructuras jurídicas como las corporaciones benéficas (B Corps) u otras formas híbridas que les permiten consagrar legalmente su compromiso con una misión junto a los objetivos empresariales tradicionales.

En esencia, la gobernanza en las organizaciones de propiedad de administradores está estructurada para garantizar que la misión y los valores de la empresa impulsen las decisiones estratégicas. Hace hincapié en la inclusividad, la transparencia, el liderazgo ético y el pensamiento a largo plazo, centrándose en influir positivamente en la sociedad, el medio ambiente y otras partes interesadas relevantes. Este enfoque de la gobernanza contrasta con la gobernanza a menudo centrada en los beneficios que se encuentra en las empresas más tradicionales.

¿Cómo se ajusta este modelo al marco jurídico?

Las organizaciones de propiedad dirigida se enfrentan a un desafío único a la hora de cumplir con los marcos legales que tradicionalmente favorecen y protegen el valor del accionista. El marco jurídico de muchos países suele estar estructurado para dar prioridad a los intereses de los accionistas, en particular de aquellos que buscan beneficios financieros a corto plazo. Sin embargo, las empresas de propiedad tutelada están diseñadas para priorizar la sostenibilidad a largo plazo, la responsabilidad social y los objetivos orientados a la misión. He aquí cómo sortean este reto:

  1. Corporación benéfica (B Corp) o estructuras jurídicas alternativas: Muchas empresas dirigidas por administradores eligen estructuras jurídicas que les permiten explícitamente equilibrar el beneficio con el propósito. Las corporaciones benéficas (B Corps) y otras formas jurídicas similares están diseñadas para consagrar el compromiso de una empresa con una misión más amplia, incluso dando prioridad a los beneficios sociales y medioambientales por encima del valor inmediato para el accionista.

  2. Declaraciones de misión y estatutos: Las empresas tuteladas suelen incluir sus declaraciones de misión y estatutos en sus documentos legales, definiendo claramente su propósito y compromiso con la sostenibilidad a largo plazo. Esto puede proporcionar protección legal contra la presión para maximizar únicamente el valor para los accionistas.

  3. Acuerdos de accionistas: Las empresas pueden crear acuerdos de accionistas que describan su enfoque basado en la misión y las expectativas para los accionistas. Estos acuerdos pueden reforzar el compromiso con la misión de la empresa.

  4. Transparencia y presentación de informes: Para hacer frente a los requisitos legales, las organizaciones tuteladas suelen hacer hincapié en la transparencia de los informes financieros y no financieros. Pueden informar sobre su impacto social y medioambiental, sus prácticas de gobernanza y la adhesión a su misión.

  5. Compromiso con las partes interesadas: Las empresas pueden comprometerse activamente con las partes interesadas para demostrar cómo sus decisiones se alinean con los intereses sociales y medioambientales más amplios. Esto puede ayudar a contrarrestar cualquier presión legal para servir únicamente al valor del accionista.

  6. Defensa y reforma legal: Algunas empresas tuteladas, así como organizaciones como B Lab, que certifica a las B Corps, abogan por cambios en los marcos legales para crear un entorno más favorable para las empresas impulsadas por una misión. Esto incluye esfuerzos para reformar las leyes corporativas para una mayor consideración de las partes interesadas más allá de los accionistas.

  7. Riesgo de litigio: Aunque las empresas de propiedad administrada se esfuerzan por cumplir los requisitos legales, pueden enfrentarse a desafíos legales por parte de accionistas que dan prioridad a los beneficios financieros inmediatos. En estos casos, el compromiso de la empresa con su misión y su estructura jurídica puede ser puesto a prueba en los tribunales.

Es importante señalar que el panorama jurídico está evolucionando y que cada vez se reconoce más la necesidad de que las empresas equilibren el beneficio con el propósito. Algunas jurisdicciones han introducido cambios legales para dar cabida a las empresas impulsadas por una misión. Sin embargo, las organizaciones dirigidas a menudo deben ser proactivas a la hora de navegar por el marco legal para asegurarse de que pueden permanecer fieles a su misión y valores. Esto puede implicar trabajar estrechamente con expertos legales y defensores de las prácticas empresariales responsables para abordar estos retos.

Además de Bosch, Rolex y Patagonia, ¿quién más utiliza este modelo?

Desde mi última actualización de conocimientos en enero de 2022, varias otras empresas han hecho la transición o se han estructurado como organizaciones impulsadas por la misión o de propiedad compartida. Recuerde que el panorama de estas organizaciones puede haber evolucionado desde entonces. He aquí algunos ejemplos notables:

  1. The Body Shop: The Body Shop, empresa de cosméticos y cuidado de la piel, ha sido pionera en responsabilidad social corporativa y en negocios impulsados por una misión. Se compromete con causas medioambientales y sociales.

  2. Eileen Fisher Eileen Fisher, una marca de ropa, es conocida por su enfoque en la sostenibilidad, la ética y el empoderamiento de las mujeres en el lugar de trabajo. La empresa tiene un sólido enfoque orientado a la misión.

  3. King Arthur Baking Company: King Arthur, una Corporación Certificada B, es un productor de harina e ingredientes para hornear. Destaca su compromiso con la calidad, la sostenibilidad y el bienestar de los empleados y la comunidad local.

  4. Danone: La multinacional de productos alimentarios Danone ha adoptado la misión “Un planeta. Una salud”, con el objetivo de equilibrar los intereses de los accionistas con los de otras partes interesadas y el medio ambiente.

  5. New Belgium Brewing: Esta cervecera, conocida por marcas como Fat Tire, era una Corporación B Certificada antes de ser adquirida por Lion Little World Beverages. Mantuvo un fuerte compromiso con la sostenibilidad medioambiental y la responsabilidad social.

  6. Ben & Jerry’s La empresa de helados Ben & Jerry’s, filial de Unilever, tiene un largo historial de apoyo a causas sociales y medioambientales y mantiene un consejo de administración independiente para defender su misión.

  7. Interface: Interface, un fabricante de moquetas modulares, aspira a convertirse en una empresa restauradora centrada en eliminar su huella medioambiental e impactar positivamente en la sociedad.

  8. REI REI (Recreational Equipment, Inc.) es una cooperativa minorista centrada en equipos para actividades al aire libre y artículos deportivos. Hace hincapié en la sostenibilidad y fomenta las actividades al aire libre.

  9. Natura &Co: Natura &Co, grupo brasileño de cosmética y cuidado personal, tiene como objetivo utilizar el negocio como una fuerza para el bien, con un sólido compromiso con la sostenibilidad medioambiental y social.

Tenga en cuenta que los enfoques específicos de la propiedad tutelada y las prácticas empresariales orientadas a la misión pueden variar entre estas empresas, y pueden haberse producido avances desde mi última actualización. Puede consultar la información más reciente en las páginas web de estas empresas o a través de fuentes de confianza para ver cómo han evolucionado sus enfoques sobre la propiedad de los mayordomos.

¿Qué tipo de modelo es la propiedad de los mayordomos?

La corresponsabilidad no es un concepto único y rígidamente definido, sino una filosofía amplia que abarca elementos de liderazgo, estructura organizativa y modelos de propiedad. Se trata principalmente de un modelo de organización y propiedad con un fuerte componente de liderazgo y gobernanza. Así es como puede caracterizarse:

  1. Modelo de propiedad: En esencia, la propiedad tutelada es un modelo de propiedad alternativo que da prioridad a la misión de una empresa, a la sostenibilidad a largo plazo y al bienestar de las múltiples partes interesadas por encima de las ganancias financieras a corto plazo para un reducido grupo de accionistas. A menudo implica estructuras legales o formas corporativas únicas, como las Corporaciones Benéficas (B Corps), que permiten a las empresas consagrar legalmente su compromiso con una misión más amplia.

  2. Modelo de liderazgo: Las organizaciones de propiedad corresponsable hacen hincapié en el liderazgo ético y en la toma de decisiones basada en valores. Los líderes de estas organizaciones suelen estar comprometidos con la misión de la empresa y trabajan para alinear las actividades de la organización con su propósito.

  3. Modelo organizativo: También puede considerarse un modelo organizativo por su impacto en la estructura y la cultura de una empresa. La apropiación por parte de los administradores a menudo conduce a una estructura organizativa más plana con una mayor participación de las partes interesadas y un enfoque en la colaboración, la transparencia y la inclusión.

  4. Modelo de gobernanza: La gobernanza es un componente crítico de la apropiación por parte de los administradores, ya que implica cómo se toman las decisiones, cómo se implica a las partes interesadas y cómo se responsabiliza a la organización. Las estructuras y prácticas de gobierno en las empresas participadas están diseñadas para mantener la misión de la empresa.

En resumen, la corresponsabilidad es un enfoque global que abarca la propiedad, el liderazgo, la organización y la gobernanza. Representa un cambio de los modelos tradicionales de maximización de beneficios hacia una forma de hacer negocios más orientada a los objetivos, sostenible y colaborativa. Responde a la idea de que las empresas deben ser responsables no sólo ante sus accionistas, sino ante un conjunto más amplio de partes interesadas y ante el bienestar de la sociedad y el medio ambiente.

¿Cómo aborda este modelo las barreras organizativas internas?

Las organizaciones de propiedad compartida pueden tener un impacto significativo en la colaboración horizontal y las ineficiencias jerárquicas, a menudo de forma que promuevan enfoques más colaborativos, ágiles y orientados a la misión. He aquí cómo afectan a estos aspectos de la estructura y la cultura organizativas:

  1. Fomento de la colaboración: Las organizaciones de propiedad compartida tienden a fomentar una cultura de colaboración e inclusión. Al implicar a un amplio abanico de partes interesadas, como empleados, clientes y comunidades locales, en los procesos de toma de decisiones, crean oportunidades para que se escuchen diversas perspectivas e ideas.

  2. Jerarquía reducida: Las empresas dirigidas por directivos suelen tener estructuras organizativas más planas que reducen las jerarquías tradicionales. Esto puede conducir a una toma de decisiones más rápida, ya que los responsables están más cerca de la primera línea y pueden adaptarse a las circunstancias cambiantes con mayor rapidez.

  3. Empleados empoderados: Empoderar a los empleados para que participen en la toma de decisiones puede dar lugar a equipos más comprometidos y motivados. Las empresas dirigidas por directivos suelen confiar en sus empleados para tomar decisiones cruciales, lo que reduce la necesidad de una estructura jerárquica rígida.

  4. Alineación de la misión: El enfoque basado en la misión de estas organizaciones sirve como fuerza unificadora, ayudando a los empleados y a las partes interesadas a alinear sus esfuerzos hacia un objetivo común. Esto reduce la ineficacia jerárquica derivada de las prioridades en conflicto o de la falta de un propósito compartido.

  5. Agilidad y adaptabilidad: Las organizaciones de propiedad tutelada suelen estar mejor equipadas para adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado o a los retos emergentes porque tienen un enfoque orientado a la misión y flexible. Esto contrasta con las estructuras más jerárquicas que pueden responder lentamente al cambio.

  6. Eficacia en la toma de decisiones: La toma de decisiones en las empresas participadas puede ser más eficaz porque suele estar guiada por la misión y los objetivos a largo plazo de la organización. Esto se traduce en un sentido más claro de los objetivos y las prioridades, reduciendo la burocracia asociada a la toma de decisiones jerárquica.

  7. Compromiso de las partes interesadas: La colaboración con diversas partes interesadas, como los clientes y las comunidades locales, puede conducir a decisiones mejor informadas y a una resolución de problemas más eficaz. Garantiza que la organización tenga en cuenta las perspectivas de las personas directamente afectadas por sus acciones.

  8. Mitigación de riesgos: Al implicar activamente a las partes interesadas en la toma de decisiones, las empresas tuteladas pueden identificar y abordar los riesgos potenciales con mayor eficacia. Esta gestión proactiva del riesgo minimiza las ineficiencias causadas por contratiempos inesperados.

  9. Estrategias de adaptación: Las empresas dirigidas por sus propietarios son más propensas a pivotar y adaptar sus estrategias cuando es necesario, dado que se centran en la misión a largo plazo. Esta adaptabilidad reduce las ineficiencias jerárquicas que se derivan de la adhesión rígida a las prácticas establecidas.

Aunque las organizaciones de propiedad de administradores tienen el potencial de abordar las ineficiencias jerárquicas y promover la colaboración horizontal, es importante señalar que su eficacia a la hora de hacerlo puede variar en función de la empresa específica, su industria y su compromiso con los principios impulsados por la misión. La aplicación de estos cambios puede ser un proceso complejo y continuo, pero a menudo conduce a una cultura organizativa más dinámica y centrada en la misión.

¿Cómo se compara este modelo con el de Consentricidad?

La coherencia, tal y como se describe en el marco de RoundMap, y la apropiación por parte de los administradores comparten principios comunes, como el enfoque en la misión y los valores, la inclusividad y el compromiso multidireccional. Sin embargo, también existen diferencias entre ambos conceptos. He aquí una comparación:

Similitudes:

  1. Impulsados por la misión: Ambos enfoques dan prioridad a la misión, los valores y la sostenibilidad a largo plazo de la organización por encima de las ganancias financieras a corto plazo. Su objetivo es crear empresas con un propósito más elevado.
  2. Inclusividad: Ambos enfoques hacen hincapié en la inclusividad y la interdependencia. Fomentan la participación activa y la colaboración entre las partes interesadas, ya sea en círculos concéntricos o a través de prácticas de propiedad de los administradores.
  3. Compromiso multidireccional: Ambos modelos promueven el compromiso multidireccional. La “concentricidad” anima a los representantes de los distintos círculos a participar activamente en los círculos adyacentes, mientras que la apropiación por parte de los administradores suele implicar a un amplio abanico de partes interesadas en la toma de decisiones.
  4. Gobernanza basada en el consentimiento: La coherencia incorpora la gobernanza basada en el consentimiento, que se alinea con la propiedad administrada, en la que las decisiones se toman para garantizar el bienestar de las distintas partes interesadas y no sólo de los accionistas.

Diferencias:

  1. Estructura de propiedad: La propiedad solidaria se centra principalmente en la estructura de propiedad de una empresa, haciendo hincapié en las formas jurídicas alternativas como las corporaciones benéficas (B Corps) y la propiedad por parte de fundaciones o entidades impulsadas por una misión. La coherencia parece centrarse más en la estructura organizativa y de gobierno que en la propiedad.
  2. Modelo organizativo: La coherencia se basa en círculos concéntricos en torno a un Círculo de Confluencia o tablero de partes interesadas. La propiedad directiva se centra en cómo se poseen y gobiernan las empresas y en su estructura jurídica y de propiedad.
  3. Indagación Positiva: Consentricity menciona el uso de los principios de la Investigación Positiva para fomentar una cultura positiva. Aunque la apropiación por parte de los administradores promueve un liderazgo ético y orientado a la misión, no suele referirse a la positividad.
  4. Ethos cultural: La coherencia se presenta como un ethos cultural que impregna la organización. Por otro lado, la propiedad de los administradores es un modelo asociado principalmente a las prácticas de propiedad y gobernanza, pero también puede influir en la cultura organizativa.
En resumen, la Consentricidad y la apropiación por parte de los administradores pretenden crear modelos organizativos más inclusivos y orientados a un fin. La coherencia se describe principalmente como un modelo de organización y gobernanza dentro del marco RoundMap, mientras que la propiedad de los administradores se centra en la estructura de propiedad y gobernanza de una empresa. Pueden complementarse mutuamente para crear organizaciones con misiones, valores y culturas de colaboración sólidos, pero pueden aplicarse en ámbitos diferentes del diseño organizativo.

Author

  • Edwin Korver

    Edwin Korver is a polymath celebrated for his mastery of systems thinking and integral philosophy, particularly in intricate business transformations. His company, CROSS-SILO, embodies his unwavering belief in the interdependence of stakeholders and the pivotal role of value creation in fostering growth, complemented by the power of storytelling to convey that value. Edwin pioneered the RoundMap®, an all-encompassing business framework. He envisions a future where business harmonizes profit with compassion, common sense, and EQuitability, a vision he explores further in his forthcoming book, "Leading from the Whole."

Share the Post:

Recent Articles

La paradoja del crecimiento: equilibrar los logros a corto plazo con el éxito a largo plazo

La paradoja de la productividad: cómo la optimización ahoga sin querer la innovación

Acto de equilibrio: Navegando el cambio de un liderazgo colaborativo a uno distribuido

Abrazar el ecocentrismo: El cambio transformador del ego al eco en el liderazgo empresarial

Armonización en Movimiento: El establecimiento de líneas de base culturales dinámicas en las organizaciones modernas

Romper el ciclo: Desafiar la irresponsabilidad empresarial en la era del consumo excesivo

Una Misión: Cómo los líderes construyen un equipo de equipos

Abarcar todo el espectro de ESG con un enfoque integrado

Conectando puntos: Mi viaje hacia el pensamiento empresarial transformador con RoundMap

De las limitaciones jerárquicas a las orquestaciones armónicas: Reimaginar la dinámica organizativa

Predicciones para 2024: Navegando por un año de transformaciones y oportunidades

Autenticidad en acción: El impacto previsto frente al engaño del impacto percibido

Gama: Por qué los generalistas triunfan en un mundo especializado

Explorando la sabiduría colectiva: Nuestra invitación a formar un consejo de aspirantes a polímatas

Navegar por la adversidad: Liderar en la encrucijada de recortar o avanzar

Join Our Newsletter